0

Vaccine – Análisis

Resident Ev… ¿Vaccine? Así es, al analizar este juego, nuestra mente se traslada hasta el año 1996, definitivamente el estudio español Rainy Night Creations bebe de la exitosa primera entrega de Resident Evil. Veamos los detalles de Vaccine, que lo hace una experiencia para nostálgicos. La premisa del juego es simple; nuestro personaje debe salvar a su amigo infectado, para ello debemos encontrar la vacuna. Pero no será tan fácil, la dificultad del juego puede ser nuestro peor enemigo.

Jugabilidad

Para analizar este apartado, debemos recordar nuevamente el tipo de control que se usaba en los juegos de la vieja escuela, posiblemente difícil de aprender para los jugadores más jóvenes, sin embargo era el control justo para moverse entre pasillos de cámara fija. Sin embargo, un botón de giro de 180° se echa de menos en Vaccine, huir hacia atrás de un enemigo puede resultar desagradable, en especial con enemigos que son 2 veces más rápidos que el personaje.

Estos corredores nos traerán recuerdos

Un aspecto interesante del juego tiene que ver con los niveles de habilidad, las cuales van desde salud hasta suerte. Habilidades que podemos ir subiendo conforme ganemos experiencia. Pero además podremos potenciarlas con diferentes elementos. Para ilustrarlo: podemos encontrar una barra energética, o hasta un chicle que mejora el apuntado con armas de fuego. Empezaremos la partida en un cuarto, inmediatamente encontraremos el cuchillo de combate, el cual será nuestro mejor aliado. En otros juegos esta arma hasta podría parecer un estorbo en nuestro inventario, pero en Vaccine no es así.

Al cruzar la puerta empezará la situación que hará difícil el juego, pues las siguientes habitaciones, cuartos y salas se ordenan aleatoriamente, es decir, no podremos memorizar el recorrido si llegamos a morir. Por lo que no podremos saber de memoria donde se encuentra el arma 9mm o la escopeta. Por supuesto, no contamos con un mapa, pues cada partida se recorre por diferentes pasillos.

Para entender la narrativa del diálogo, se usa un recurso básico, pues no existen diálogos. Las notas que hay esparcidas nos dan pistas sobre lo que debemos hacer. Otro punto a tomar en cuenta, es que las mejoras de habilidad se resetean cuando morimos, además los efectos de lo que utilicemos durarán poco tiempo. Incluso habrán estados que afectarán el gameplay.

Manuel, ¡La que le espera al pobre Manuel!

Gráficos

La sensación de ansiedad nos invadirá paso a paso, pues no podremos controlar la cámara para prever que nos saldrá delante de nuestro camino. Los escenarios están ensamblados mediante fondos fijos pre-renderizados por lo que visualmente están muy bien.

Sin embargo, los dos personajes utilizables y enemigos cuentan con poco trabajo visual. La animación de correr no está bien lograda. Otro punto en contra es la falta de precisión para interactuar con los objetos, es difícil cerrar una puerta, difícil recoger un objeto incluso.

¡Cuidado! En cada cuarto hay peligro.

Soundtrack

Debo ser justo en este apartado, la música es sublime (aunque explicaré en breve el tiro por la culata que generan los escenarios aleatorios). Transmite esa atmósfera de suspenso, produce al jugador el sentimiento de ansiedad que tanto nos encanta. Creo que los jugadores de la vieja escuela, los que completamos una y otra vez la trilogía inicial de Resident Evil la vamos a amar. Como conjunto, cada tonada a baja velocidad y a diferente volumen es lo que más sobresale del juego.

Los efectos de sonido simples calzan bien con la acción, el correr sobre una alfombra, un piso de concreto o de madera coinciden muy bien con la situación. Los efectos de disparo reflejan que
estamos en un pasillo u habitación cerrados. Aunque no sobresalen, los efectos funcionan bien. Como todo, hay un pequeño defecto respecto a la aleatoriedad del escenario tal y como adelanté
antes. Resulta que la música es, por decirlo así un archivo de audio que corre de inicio a fin.

No es música que nos prepare para la situación que está por venir. No se intensifica cuando nos defendemos de los enemigos. Como no se sabe la forma en la que se acomodará el mapeado de la partida, a veces en momentos de lucha o huida, la música será suave (claro, sin perder el suspenso) y cuando lleguemos a una habitación vacía sonará la parte más intensa de la pista. Lo que nos hará pensar que no hay congruencia entre lo que vemos y lo que escuchamos.

El sistema de inventario

Conclusión

Para ser un juego Indie donde todo está permitido, hubo poco riesgo al no salirse del camino trazado años atrás por otras compañías, no puedo dejar de decir que es un Resident Evil “leve”, donde se alimenta de la fórmula survival horror pero con poca inmersión aunque se incluya habilidades y estados para refrescar el estilo. Definitivamente no es un juego para todos. El control tipo “tanque” como lo llaman muchos, hace que jugadores nuevos no logren adaptarse, algo con lo que los de la vieja escuela no tendremos mayor dificultad. Será una experiencia que jugaremos más por la nostalgia y curiosidad que por el
atractivo propio.

Sin criticar al creador, pues su trabajo es algo que muchos no podríamos lograr, el método de sucesión de salas aleatorias lo veo más un contra que una ventaja. Es decir, pone en desventaja la habilidad del jugador sustituyéndola más por suerte a una partida conveniente. Además perjudica la narrativa, no se pueden generar sucesos que mantengan una línea narrativa (por ejemplo, encontrar un NPC que nos cuente algo) y debe limitarse a las notas que muchos no leen. Y claro, afecta la conjugación música-suceso.

Vaccine tiene un costo de $9.99 y está disponible para Nintendo Switch, PC, Xbox One y PlayStation 4.

6.5

Calificación

Overall rating

Historia
5.0
Jugabilidad
7.5
Gráficos
5.5
Sonido
9.0
Lo bueno
  • Excelente apartado musical
  • Fondos pre-renderizados bien logrados.
Lo malo
  • La aleatoriedad perjudica la narrativa
About author

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mio son los juegos independientes, estudiante de programación y papá de 2 hermosos fans de Mario Bros. #MasterRace.