0

Sobreviviendo en el Ártico

Tras un terrible accidente de helicóptero, nos vemos sumidos en una lucha complicada contra las inclemencias de un clima tan implacable como solo se puede encontrar en los Polos del planeta Tierra. En Distrust nos hallamos cerca del Ártico, un lugar desolado, en el cual es sencillo morir de frío y donde unas esferas supernaturales llamadas Anomalías, las cuales harán nuestros intentos de sobrevivir una lucha constante contra el sueño, el hambre y la desesperación.

Pero, por que el “sueño” toma cabida en nuestra lucha por seguir con vida? Lo que pasa es que en el mundo que se nos plantea en Distrust, cada vez que un personaje vaya a dormir, esto va a atraer una fuerza desconocida que le chupara la vida mientras se encuentre descansando, el problema acá, viene cuando la batalla contra el cansancio y aferrarse a permanecer despierto llega a mermar las probabilidades de salir con vida; un cuerpo cansado no tiene energía, simple, es una carrera contra el tiempo, donde buscar la salida en cada nivel es la prioridad, de la mano de la necesidad de satisfacer el hambre, combatir lo helado y evitar dormir.

Habrá muchas puertas y edificios para abrir

El jugador puede escoger -al inicio, hasta dos personajes diferentes, cada uno con tres habilidades, las cuales varían dependiendo del personaje, estas son: resistencia al frío, correr, y caminar. Algo que no nos gusto del juego es que el inventario es compartido, por ejemplo, si Jose recoge una tabla de madera, inmediatamente Laura puede hacer uso de la misma aunque se encuentre en otro edificio, esto le resta cierto aire de inmersión y realismo a la experiencia jugable que el desarrollador quiere lograr, pero por otro lado, no podemos quejarnos de las facilidades que otorga este detalle.

Para avanzar en el juego debemos abrir puertas que nos llevan a nuevas áreas, dichas salidas pueden ser abiertas de muchas formas. Algunas requieren mecanismos electronicos para funcionar, para encontrar estos aparatos eléctricos el jugador debe mirar a lo largo del nivel entre los edificios que se hallan en la zona. Otras veces, será necesario hacer volar pedazos la puerta con algún artefacto explosivo que deberemos crear nosotros, buscando alguna receta de explosivos, y dando con los ingredientes mientras buscamos.

Entre los objetos que se pueden encontrar, están herramientas, como palas, serruchos, martillos, cinta adhesiva, madera, etc. Un poco más adelante en la partida, nos hacemos con trampas para atrapar a las anomalías, aunque en nuestra experiencia, no sirvieron de mucho.

Los edificios siempre varían en tamaño y las cosas que tienen dentro

Entre el va y ven de hallar lo necesario, es donde nuestros personajes comienzan a sentir hipotermia, a resfriarse, o sentir hambre, y hasta síntomas de alguna demencia por no dormir. Para las emergencias tenemos artículos médicos, vendajes, botiquines, pastillas para el dolor, inyecciones de adrenalina, y más. También es una necesidad buscar y recoger combustible para los generadores de electricidad y hornos que se encuentran en las habitaciones de las edificaciones.

Tecnicamente, Distrust anda muy bien, no tiene problemas de bugs ni presenta eventos donde el juego se cierre de la nada.

Sentimos que Distrust se queda corto en contenido, la propuesta es interesante, pero hubo momentos en los que me dije “Ah, seguramente aquí va haber madera y combustible”, dicho y hecho; nos referimos a esto, queriendo hacer énfasis en que el juego ofrece poca variedad en muchos sentidos, y pronto se vuelve una carrera (de unos cuantos minutos) por simplemente dar con los artículos necesarios para abrir la puerta de la valla exterior que nos conduce a un nuevo mapa en el juego, el sentido de descubrir cosas es poco palpable, la necesidad de sobrevivir a pesar de ser parte de las mecánicas, pareciera simplemente una competencia contrarreloj para salir rápido de los niveles.

7.0

Calificación

Overall rating

Historia
5.0
Jugabilidad
9.0
Gráficos
6.0
Sonido
7.0
Lo bueno
  • Es un juego difícil

  • Se aprende a jugar bastante rápido

Lo malo
  • Se siente vació en las cosas que el jugador puede hacer

  • Jugadores con poca experiencia pueden hallarlo complicado

  • El inventario compartido le resta realismo

About author

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mio son los juegos independientes, estudiante de programación y papá de 2 hermosos fans de Mario Bros. #MasterRace.