0

Son pocas las veces que tenemos la oportunidad de probar algo que sale de lo “común” en el mundo de los vídeo juegos. En este caso Beat the game nos saca de esa zona de confort para darnos una probada de unas mecánicas bastante artísticas. Worms Animation son la compañía responsable del trabajo que analizaremos en los siguientes párrafos.

Historia

¿Como comenzar con está parte? Es complicado explicar sobre su historia cuando el mundo donde estamos es muy bizarro. Aparte de eso es un mundo sin sentido en el que cualquier cosa puede tener vida o generar un sonido interesante, esto hace que la curiosidad nos haga avanzar para entender que diablos sucede. Nuestro personaje mudo aparece en medio de la nada, como si se tratase de los efectos de algún tipo de droga alucinógena, aparecerán criaturas volando o desplazándose por el desierto donde nos encontramos. El creador de esto tenía una visión muy loca de lo que quería proyectar.

No crean que por el hecho de que el mundo sea muy tétrico (cabezas flotantes, polígonos con vida, gatos humanoides, ojos gigantes, un monstruo surfeando en la arena) implique que el juego sea del tipo terror. Mas bien diría que se cataloga como un juego musical donde nuestra mente pasará diciendo: “¿que rayos es esto?”. No quiero entrar a hablar de las mecánicas del juego en esta parte pero si mencionaré que nuestra aventura podrá ser edita, por así decirlo, por una característica del juego. Mas adelante hablaremos al respecto.

El objetivo a superar en este mundo es muy simple pero extraño. Tendremos que recolectar varios sonidos que añadiremos a nuestra mezcladora de música, estos se podrán adquirir poniendo nuestro personaje en modo escucha. De esta manera podremos centrar nuestro micrófono a una zona en particular para grabar el sonido que provenga de ese sitio. Y mencione que es extraño por que el objetivo es tener una presentación en vivo y utilizar los sonidos adquiridos. En resumen, comienzas quedando atascado en medio de la nada y nuestro objetivo, en vez de reparar el vehículo con el que veníamos, es tener una presentación en vivo. Simplemente raro.

Un mundo bizarro muy atractivo.

Jugabilidad

Como ya se mencionó en el párrafo anterior, será necesario buscar sonidos por el mapa para poder grabarlos en nuestra mezcladora. Una vez hecho esto podremos utilizarla para 2 cosas: la primera y mas atractiva es personalizar la música que escucharemos mientras jugamos, nos sentiremos como todo un DJ acelerando los sonidos y creando canciones a nuestro gusto. Lamentablemente no son demasiadas tonadas las que tendremos a nuestra mano pero si se puede hacer volar la imaginación con las combinaciones que podemos realizar.

Los sonidos que tendremos que buscar se encuentran en zonas que no precisamente estén produciendo algún tipo de audio, por lo tanto es necesario investigar cualquier objeto que resalte en el escenario. Y si, dije que resalte, porque si menciono que sea cualquier objeto que parezca fuera de lugar, prácticamente son todas las cosas que componen el mapa. Podemos tomar de ejemplo a la “chica gato” que si nos acercamos a ella se asustará y saldrá corriendo, en este proceso producirá los sonidos de un gato y nuestro protagonista lo grabará.

Nuestro objetivo será usar nuestros sonidos y ritmos para crear la mejor música.

Aunque la idea del equipo de desarrollo es muy original, las mecánicas del juego se quedan muy cortas con respecto a lo que ofrecen al jugador. El juego tiene un limite muy reducido de audios por recolectar y una vez consigas esto, de 20 minutos a 1 hora, podrás acceder a la parte final del juego. El nivel de exploración es muy simple, casi no permite interactuar con el escenario a pesar de ser de un tamaño muy reducido. Como se mencionó anteriormente solo tendremos que investigar las cosas que sobresalgan. Es una pena porque era una propuesta muy interesante.

Gráficos y Soundtrack

El entorno visual que nos presentan se podría catalogar como artístico. Es un mundo tan bizarro y abstracto, bien realizado y colorido. En cada diseño del escenario se puede sentir la creatividad de los diseñadores al crear cada figura y criatura que vive en este mundo. Francamente el estilo fue de mi agrado. No se encontraron problemas gráficos o de rendimiento.

El apartado sonoro es lo que mas destaca por el hecho de que la música de esta entrega es personalizable por el jugador. Por lo tanto se podría decir que no es común que diferentes jugadores tengan la misma música de fondo. ¿Y si no te gusta lo que suena? Pues pon tu creatividad al máximo y diseña un ritmo que sea de tu agrado. El soundtrack de Beat the Game es igual a la cantidad de mezclas y ritmos que el usuario desee colocar.

En cualquier parte podremos encontrar audios que podemos agregar a nuestra colección.

Beat the game es una propuesta muy interesante con mecánicas innovadoras. Por desgracia su duración es tan corta que nos hace sentir que jugamos a un demo en lugar a un juego completo.

Aunque su precio sea solo de $9.99 en Steam, no creo que valga la pena pagar por algo que dure tan poco, sobretodo porque no se encuentra en early access, es un juego terminado. Inclusive algunos usuarios lo compraron y terminaron antes del tiempo limite para solicitar un reembolso. Aún así es una muy buena representación artística.

7.0

Calificación

Overall rating

Historia
3.0
Jugabilidad
8.5
Gráficos
7.0
Sonido
9.5
Lo bueno
  • Música del juego editable
  • Mecánicas originales
Lo malo
  • En menos de una hora se termina el juego
  • Costo - beneficio
About author

Michael Brenes

Miembro activo de la comunidad gamer desde el origen de los tiempos. Género favorito: Survival Horror.