0

Stardew Valley – Análisis

Trabajar en una oficina ya no sería tan divertido, lo monótono de las rutinas oficinistas no son desafío alguno para nosotros y un llamado inesperado se vuelve el inicio de nuestra nueva aventura. Dejando la ciudad atrás, aprenderemos de la agricultura, cría de animales, pesca, apicultura y demás oficios que oscilan en las zonas rurales o en cualquier lugar donde haya una granja.

Si a eso le añadimos un pueblo lleno de vida, colorido, cambiante conforme avanzamos en la historia del juego, con personajes con cierto excentricismo, y que van a tener su propios problemas y situaciones diarias, tristes un día y al siguiente felices. En Stardew Valley pasa de todo, y eso le hace una joya.

Con estos NPCs podremos comenzar y fortalecer amistades con el pasar del tiempo (aunque lamentablemente nos ganaremos su afecto a punta de regalos y cosas materiales), y si llegamos a tener constancia con nuestros presentes, podemos hasta casarnos con alguno o alguna persona que no tenga pareja. Lo mejor es que todos tienen una personalidad muy marcada, distinta; no se siente que interactuamos con algo que esta ahí por estar de relleno argumental, sino que en realidad logramos meternos en la cabeza que son personas como nosotros, con gustos distintos, sus propios problemas, alegrías, en definitiva Stardew Valley se siente más vivo de lo que parece.

Sumado a sus habitantes, el pueblo del juego es una cesta de secretos por descubrir. A lo largo de la historia que ha creado el desarrollador Concerned Ape veremos pasar montones de cosas, fiestas, cosas sobrenaturales, cambios en el entorno, descubriremos secretos de nuestros vecinos (algunos son unos loquillos malportados), y muchas aventuras llenas de acción en las minas del pueblo que tienen la función de ser los calabozos.

nuestro inventario

Dentro de lo que concierne a la trama, toparemos con una corporación de supermercados -villana de nombre JojoMart (todos sabemos a quién se refiere), que querrá hacer de las suyas en el pueblo y otros que les harán frente pues llevan al terruño en sus venas. El tema acá es que está en el mismo jugador “decidir” quién gana esta lucha en la que el capitalismo busca meterse a un pueblo fiel a sus raíces. ¿Cómo? Pues en el centro del pueblo hay un viejo edificio del ayuntamiento. Debido a su estado de abandono, el gobernador de Stardew Valley nos pide ayuda para hacer que este inmueble vuelva a ser lo que fue. Lo complicado es la cantidad de trabajo que requiere hacer que brille como en sus tiempo mozos; el viejo ayuntamiento consta de al menos 6 cuartos donde deberemos cumplir una serie de requisitos para que estos vuelvan a su estado normal (que se vean bonitos y arreglados), y para esto deberemos recolectar algunos productos que se fabrican en la granja: frutas, verduras, huevos, alimentos perecederos, peces, conchas.

Esto de recoger cosas para mejorar decadente edificio toma demasiado tiempo, y aquí es donde el jugador puede tomar una decisión. Si quiere puede reparar completamente el ayuntamiento haciendo que vuelva a ser aquel lugar hermoso que fue, o podría firmar su membresía con la cadena de supermercados y así dar ese último empujón que necesitaba JojoMart para seguir adelante con su monopolio. Esto automaticamente desbloquea todos los premios que hubiésemos obtenido por mejorar el ayuntamiento, y ahorra muchísimo tiempo. Claro, para quienes tengan poco tiempo para jugar, la opcion de JojoMart es buena.

Si bien Stardew Valley no es una oferta que no hallamos visto antes -y pareciera una versión remasterizada de alguno de los Harvest Moon originales, Stardew Valley trae consigo un aroma refrescante. los NPC’s se sienten realmente vivos, el arte en pixeles tiene tanta profundidad en cada detalle, que en realidad te crees cada una de las personas viven ahí y son parte de esa comunidad, te tragas el cuento de que los parques son reales, de cada estanque en las zonas boscosas, o los conejos que saltan de arbusto en arbusto cuando caminas de vuelta a casa. Hay muchas zonas secretas, un propio mago que vive una torre misteriosa, partes del mapa para desbloquear como la zona del desierto, y otras sorpresas que dejaremos que los jugadores descubran por sí mismos.

en el mero centro del poblado

El juego comienza con la posibilidad de crear nuestro personaje, muy al estilo Terraria, pudiendo agregar barbas, probar muchos peinados, cambiarnos la ropa y escoger el color de cabello y de ojos, pasando después por elegir el sexo y el nombre para seguir adelante con lo que sera el comienzo de la historia, el editor, sin ser asombroso, es absolutamente perfecto para el estilo del juego.

Al inicio vemos que el juego tiene las infaltables estaciones, invierno, otoño, verano y primavera, y en las cuales solo se puede plantar ‘x’ tipo de semillas, hay montones de opciones para cultivar: legumbres, frutas, árboles,  pasto, etc, erigiremos nuestros establos, silos,  gallineros, o podemos hacer nuestro hogar más grande. Stardew Valley aporta misiones aleatorias que nos sacarán de la rutina de la granja. El hilo de su pequeña (pero efectiva) historia principal nos va a llevar a través de sus distintos paisajes, bosques, playas, cañerías llenas de monstruos, lagos, cuevas de minería y exploración.

Además, el título cuenta con un pequeño y eficiente sistema de crafteo para crear objetos para el uso cotidiano, por ejemplo: máquinas para elaborar queso, dispositivos para producir jalea, , el juego tiene un árbol de habilidades sencillo que evoluciona conforme vayamos haciendo uso de la siembra, tala de arboles, pesca, etc, cada vez que nuestro nivel suba en alguna habilidad esta se volverá mas eficiente.

el mapa del juego

En Stardew Valley el tiempo se pasa volando, literalmente, al final del día, en la noche, nos veremos en prisas tratando de llegar a casa porque si no estamos en la cama a las 2;00 A.M, perderemos la conciencia y al ia siguiente amaneceremos con menos dinero. Para ganar el cariño de los vecinos podemos regalarles obsequios, puede ser cualquier cosa en realidad,  algunas veces las amaran y otras no tendrán reparo en decirnos que tanto les desagrada nuestro regalo. Si te cansas de regar tus cultivos, no hay problema, puedes crear un pequeño sistema de riego con aquellos materiales que escarbes por ahí, descubriremos el misterio de los fantasmas en el viejo salón comunal y quien sabe, podríamos terminar con novio o novia, derrotaremos a la terrible corporación invasora o nos uniremos a ella? El destino del pueblo estará en nuestras manos.

Stardew Valley es un título demasiado hermoso, no hay duda de que todo fan de Harvest Moon se sentirá muy a gusto y recordara con cariño aquellos tiempos, por otro lado, quienes nunca lo jugaron la pasarán genial, con un juego que hace pasar el tiempo volando, con una música muy amena y acogedora, “recomendado” sería quedarse corto para un juego que se nota fue desarrollado con tanto cariño(el modo multijugador está por venir).

Stardew Valley sale a la venta hoy 26 de Febrero de 2016 a un precio de $14.99 en Steam y $10 en GoG. Este análisis fue escrito gracias a una copia del juego proveída por el distribuidor del juego, Chucklefish. Stardew Valley tiene un rating de 10/10 con respecto a ‎47.914 opiniones en Steam.

9.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • El pueblo se siente con vida
  • Gran banda sonora
  • Libre de bugs
  • Muchas cosas por hacer
Lo malo
  • Puede sentirse un tanto repetitivo
Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.