0

Rogue Aces – Análisis (Nintendo Switch)

La experiencia aérea más fresca sobre la Segunda Guerra Mundial llega a nuestras consolas, poniéndonos en la piel de un piloto de combate. Rogue Aces cumple con divertir a cualquiera que esté dispuesto a inmiscuirse en frenéticas luchas en los cielos. Hemos podido probar la versión de la híbrida de Nintendo y les compartimos nuestras impresiones.

La diversión que nos brindaban las arcades de Metal Slug como referente, ahora se traslada a los cielos con un concepto similar; hacer del combate algo que nos dibuje una sonrisa en el rostro de cuando en cuando. La desarrolladora Infinite State Games de la mano de Curve Digital Games nos trae Rogue Aces, que en pocas palabras es un juego que todos deberían probar. Un gameplay sencillo, un hermoso aspecto visual, un sonido impecable y unas mecánicas de juego adictivas lo convierten en una opción más para esas sesiones desenfadadas de juego. Les detallamos cada una.

Combatir en un matutino cielo despejado, un atardecer o una oscura noche de tormenta hace que la experiencia de vuelo resulte variada. El escenario es amplio, bien detallado y muy dinámico. Con una amplia concentración de enemigos aéreos, algunos otros sobre el agua, torretas en tierra y soldados en las edificaciones, que harán que nuestro trabajo de expansión de bases no sea nada fácil, pues veremos cortinas de disparos saliendo de todo lado.

Rogue Aces

Las secciones del mapeado horizontal que vemos en pantalla como pueden ser el mar, nuestro porta-aviones, los buques enemigos, y otros aviones están finamente detallados, mostrando así un apartado artístico sumamente cuidado, ayudando al jugador sumergirse en el entorno de juego. Prueba de esto es que incluso han cuidado el efecto de onda que hace nuestro avión al volar cerca del agua.

El apartado sonoro no tiene nada que envidiar a otras producciones, pues cada detalle cuenta. Abarcamos aspectos desde el sonido del motor revolucionado en el aire, el sonido de disparos, o los mismos proyectiles que lanzamos a los enemigos, aportan congruencia a la experiencia, permitiéndonos identificar justamente lo que pasa en pantalla de forma finamente integrada con lo que escuchamos. Aunque es algo que todo gamer debe saber, pues se aplica con la mayoría de experiencias; jugar este hermoso juego con audífonos logrará calar más aún en la experiencia. La música que nos acompañará durante cada puesta en el aire serán unas frenéticas tonadas de rock, agregando a la ajetreada atmósfera del juego una euforia por la destrucción.

Rogue Aces

Sin embargo, aunque los apartados sonoro y visuales son sobresalientes, el apartado jugable es realmente la joya de la corona del juego, haciéndolo sumamente intuitivo y amigable con cualquier tipo de jugador. Como a los desarrolladores no les interesaba transmitir la sensación de simulador de vuelo, apuestan realmente por la simplicidad. Despegamos de nuestro porta-aviones acelerando el motor con la palanca derecha, disparamos con uno de los trigger, accionamos un miniturbo con el otro. Misiles y bombas están al alcance de un par de botones, y el plano de vuelo entre los ejes X y Y se realizan cómodamente con la palanca izquierda. Todo integrado se conjuga en un control justo y simplemente lo que se necesita. La precisión de vuelo es asombrosa, permitiéndonos maniobrar nuestra aeronave muy cerca del suelo y del mar, giros cerrados nos permiten dar cacería de tú a tú a los pilotos controlados por la CPU, incluso a nuestro antagonista de juego, el piloto de alas negras llamado El Barón.
Durante cada vuelo podemos ir desbloqueando potenciadores cuando destruimos enemigos, los cuales nos permitirán mejorar considerablemente las prestaciones de nuestro avión, dándonos un plus para poder cumplir con la mayor cantidad de objetivos por cada despegue. Por ejemplo, cazar a otros pilotos, derribar bombarderos, lanchas de combate e incluso hacer caer a tierra gigantescos zeppelin.

Cuando completemos objetivos iremos ganado experiencia, la cual será sumamente importante cuando juguemos la campaña avanzada, que por cierto es fuertemente difícil, pues se nos quita todo tipo de ayuda como por ejemplo el indicador de combustible o de objetivos. Haciendo de este modo, la opción para los que deseen aumentar el grado de dificultad.

Rogue Aces

Realmente dejamos muchos detalles que no podemos incluir en esta pequeña reseña, sin embargo, sí aprovechamos para invitar a todos a descubrirlos por si mismos. Rogue Aces es un juego completo, que equilibra una excelente y de hecho sobresaliente jugabilidad con un buen apartado visual y sonoro. Una dificultad elevada y una exigencia al jugador como solían tener las Arcades de antaño.

7.0

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • El control se desmarca como el mejor aspecto del juego

  • Misiones sumamente variadas

  • Apartado visual detallado

Lo malo
  • La dificultad en la campaña avanzada puede pasar de entretener a frustrar a los jugadores
Sobre el autor

Cristian Salas

Gamer desde tiempos inmemoriales. Amante de The Legend of Zelda, lo Retro y los juegos Indie.