0

City of Brass – Análisis

Con un diseño muy cuidado y un arte espectacular el estudio australiano Uppercut Games intenta entretenernos con City of Brass un juego de tipo roguelike que intentará sacarnos lo más hábil de nosotros al combinar elementos como enemigos variados, trampas tediosas y niveles aleatorios, tuvimos acceso a una copia de City of Brass y este es nuestro análisis.

Empecemos hablando un poco de la compañía desarrolladora, Uppercut Games, fundada en el 2011 por Ed Orman, Andrew James and Ryan Lancaster, desarrolladores con un historial muy importante a sus espaldas con participación en juegos de la envergadura de Bioshock y Bioshock 2, aunque también con participación en juegos más modestos pero no menos interesantes como XCOM y Fallout Tactics.

Narrativa innecesaria, pero existente

Cuando hablamos de un roguelike por lo general no escuchamos de una narrativa, algunos prescinden de ella para centrarnos en su apartado jugable, y es completamente normal este tipo de comportamientos en videojuegos de este género.

City of Brass

Sin embargo, City of Brass a pesar de que presenta una casi nula historia nos posiciona mediante el tutorial en una ciudad perdida donde la avaricia de sus habitantes por el poder y el dinero puso fin a la vida como se le conocía, lo que hizo que únicamente quedarán los espiritus de estos que serán nuestros enemigos a lo largo del juego, nosotros, encarnamos el papel de un ladrón que intentará abrirse paso por los 12 niveles que nos ofrece el juego, los distintos jefes cada X cantidad de niveles y el jefe final.

Morir lo reiniciará todo

Con el escenario narrativo planteado, viene el apartado jugable, lo que hará que nos divirtamos frente al televisor y acá Uppercut Games es claro, no pretende que nos gastemos horas frente al título, sin embargo intenta a sus formas ofrecernos una experiencia jugable digna de ser disfrutada y por qué no re jugada al menos una vez más.

City of Brass

Una de las cosas que más me interesó al hacer el análisis es lo aleatorio de sus niveles y lo refrescante que eso puede llegar a ser en determinado momento, ¿por qué?, muy sencillo, moriremos mucho durante el juego y esto hará que cada vez que lo hagamos el juego vuelva a reiniciarse desde el nivel 1, sin embargo intentará atraparnos y generar interés cuando veamos que el nivel 1 no es exactamente igual al nivel que pasamos en una primera ocasión, incluso cambios tan sencillos como los niveles nocturnos nos ofrecerán una experiencia refrescante y desafiante que pondrán a prueba nuestras habilidades para esquivar trampas y aprender los patrones de los enemigos que aunque algunos se volverán repetitivos, habrán enemigos que sí ofrezcan un poco más de resistencia, sobre todo si se trata de los finales.

Otro punto destacado en su jugabilidad es el hecho de que cada nivel tendrá un tiempo determinado para cumplirse por lo que no deberemos concentrarnos en eliminar a todo enemigo que se nos aparezca, a veces será necesario pasar de ellos y así evitar que el tiempo corra en nuestra contra, si se nos acaba antes de terminar el nivel, no importa si vamos por el nivel 11, volveremos a empezar la partida, ojo realmente con esto.

Mecánicas que refuerzan la experiencia

En nuestro favor y para nuestra defensa tendremos diferentes elementos que intentarán ayudarnos para abrirnos paso entre los niveles y entre los más importantes destacan nuestras dos principales armas, en nuestro brazo izquierdo un látigo cual si Indiana Jones se tratase y del lado derecho una espada que podrá ser cambiada a lo largo de los niveles por distintos artefactos temporales como jarros explosivos o incendiarios, entre otros. En determinados enemigos los jarros serán de vital ayuda ya que nos permitirá huir de la situación cuando se ponga realmente complicado.

City of Brass

Otro de los factores que serán de nuestra ayuda, es que conforme avancemos encontraremos artefactos que podremos ir cambiando por monedas que más adelante usaremos cuando nos topemos frente a nosotros a los distintos genios que nos ofrecerán ayudas como salud, armadura y demás ventajas para hacer más fácil nuestra travesía y así evitar morir, porque el hacerlo como ya he mencionado reiniciará la partida.

City of Brass es un juego visualmente muy atractivo, la ambientación egipcia nos atrapará desde el principio, aún cuando en los niveles deberemos ser rápidos con nuestro reloj en contra, habrán detalles suficientes para prestar atención a su ambientación gráfica y a su estilo de arte tan único.

Conclusiones

Es interesante analizar un título de este género en particular, ya que por lo general los desarrolladores conocen de antemano que sus propuestas no están enfocadas en convertirse el juego principal o en ofrecer una experiencia de juego innovadora, sin embargo, lo que logra City of Brass es destacable, tiene ese grado de reto lo suficientemente interesante que hace que te plantees el avanzar a lo largo de los niveles, tomarle el juego a los diferentes enemigos y poder lograr derrotar al jefe final sin morir en el intento.

City of Brass está disponible para PS4 (versión analizada), XBOX One, y PC en Steam a un precio de $19.99 en PS4 y XBOX One y un poco más modesto de $15.99 en Steam.

7.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Un arte muy inmersivo

  • Acción y reto demandante

Lo malo
  • La posición de algunas trampas es torpe en ocasiones

 

 

 

About author

Fabian Montero Perez

Jugador desde los 90's, amante de los videojuegos de aventura, deportes y acción, ¿mis sagas favoritas?, Uncharted, Crash Bandicoot. ¿Indies? LIMBO e INSIDE.