0

Safe House – Análisis

En algún lugar de África, nos hallamos en un país ficticio llamado Kazataire. Colonizado por Francia en los años 1800, Kazataire ha pasado por mucha guerra, sangre y desesperanza. En ella somos el jefe de la oficina de la CIA en dicha nación. De manera super secreta la agencia de inteligencia se ha establecido en este país, y es nuestra tarea administrar con éxito el teje y maneje de información que llega de parte de nuestros informantes. Todo es tan secreto, que solo nos conocen por el mote de El Gerente.

Desde el inicio de la partida conocemos a Marcel, un kazatairaní (eso lo inventamos), quien presta sus conocimientos del lugar y contactos abundantes para ayudarnos. Marcel nos explica que Kazataire está dividida en dos tribus principales: Gadda que viven en extrema pobreza en el desierto y los Diro, que ostentan más riquezas pues viven en lugares con acceso al agua que les permite tener cultivos. Al ser más adinerados y estudiados, los franceses tomaron a los Diro como parte de su bando al darles empleos en el gobierno como puestos en la policia local y otros de asunto administrativo. Esta preferencia creó cierto resentimiento por parte de los Gadda, y de ahí la trifulca que atraviesa el Kazataire. Tras un tiempo, los franceses cedieron el poder a los Diro, derivando en una guerra civil llena de muerte tras la elección de Robert Savane (dironaense) como presidente de Kazataire.

Safe House

De entrada nos explican de forma rápida cómo funciona el juego, tenemos un edificio con una tienda de libros atendida por una hermosa anciana que claramente tiene la función de ser una fachada, y sirve para admitir a nuestros agentes encubiertos o para recibir provisiones en la parte trasera de la edificación. No todos los que entren a la tienda serán amigos, los agentes deben decir una frase que contenga la palabra clave correcta para poder entrar al edificio, si no la dicen, probablemente sean enemigos buscando entrar en nuestra red y debemos echarles. Para esta tarea, nos dan un folder con las palabras claves que los agentes han de decir al llegar donde la abuelita, si la palabra concuerda con la que hay en nuestra carpeta, les daremos una respuesta, y podrán entrar.

En el segundo piso está nuestra oficina, desde la cual haremos el manejo. La parte de atrás del edificio que se encarga de recibir paquetes funciona de una manera similar, las cajas que nos lleguen tienen un código, y es nuestra labor confirmar que estos códigos concuerdan con los que tenemos en nuestro folder, si no son iguales, los paquetes han de ser rechazados. Por cada agente o paquete que aceptemos ganamos dinero, si no acertamos en estas decisiones, perdemos plata.

Safe House cuenta con tres fases de juego: construcción, asignación y la del manejo. En la primera tomaremos un respiro de las tareas diarias de recibir cosas/personas. Es un pequeño lapso donde construiremos nuevas instalaciones en nuestro centro de inteligencia, como el cuarto de criptología, enfermería y barracas entre otros. En la etapa de asignación, daremos instrucciones a distintos agentes para que realicen tareas de espionaje en busca de inteligencia que nos sirva.

Safe House

Entre más nuevas instalaciones tenemos, el asunto se vuelve más complejo. Esta complejidad resulta divertida por la cantidad de cosas que nos va a tocar hacer, pues debemos atender cada una de las estancias mencionadas (y el resto que iremos creando en el camino). Por ejemplo, en la enfermería, nos hacemos cargo de curar a los agentes que vienen con algunas dolencias. No es simplemente de darles una pastilla y listo, no. Tenemos que tomar en cuenta factores como su tipo de sangre, la enfermedad que les aqueja, y muy importante, si son alérgicos a algún medicamento. Si les damos una medicina a la cual ellos son alérgicos, nos rebajaran dinero. Por otra parte, en el departamento de criptología, que tiene uno de los minijuegos más odiosos e indusivos al rage quit y complicados que he jugado.

El trabajo de criptología nos da dos datos: un código que puede ser por ejemplo ”- / + : 5” , y un puño de 5 letras desorganizadas que juntas y ordenadas forman una palabra. El código nos indica, que a cualquiera de esas letras del grupo, debemos restarle o sumarle 5 letras en el alfabeto, y de ahí, ir buscando cual palabra se forma. Algo molesto, puesto que no todas son fáciles, y el tiempo no para cada vez que entramos a alguno de los minijuegos en cada instalación. Al final del día, podemos pasar todo el tiempo del juego tratando de dar con la respuesta del departamento de criptologia, y no hacer un solo centavo, incluso, perdiendo dinero si le fallamos.

Safe House

A fin de cuentas, Safe House comienza con un buen brillo, y vamos a querer averiguar qué cosas nuevas podemos agregar a nuestra pequeña oficina, pero a la postre, lo repetitivo de sus mecánicas y mantenernos siempre dentro del edificio puede resultar algo monótono donde la novedad será cosa del pasado en un par de horas. Safe House tiene un precio de $10 en Steam, y no requiere un equipo muy sofisticado para jugarle, no vimos problemas técnicos a lo largo del juego que le probamos.

6.0

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Historia interesante
Lo malo
  • Visuales de PS2

  • Algo monótono después de unas horas

About author

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mio son los juegos independientes, estudiante de programación y papá de 2 hermosos fans de Mario Bros. #MasterRace.