0

Train Simulator World – Análisis

Train World Simulator se resume sencillo, somos el conductor de un tren, y nuestro trabajo es llevar nuestro tren a su destino con seguridad y siempre cumpliendo los horarios establecidos. Pero hacerlo no es tan fácil como decirlo, y pronto nos dimos cuenta que el asunto de ser conductor puede ser bastante frustrante en un juego de video -sobre todo si eres primerizo; pero no es que el juego no nos explique bien, no malinterpreten, me explico a continuación.

En el tutorial inicial todo fue de maravilla con el tren eléctrico que escogimos para comenzar (hay otros tres además de este), entramos en la cabina, hicimos andar el tren, todo excelente. El tutorial es muy bueno, aunque al menos en el tren de N.Y. no había más indicaciones que textos en pantalla y pequeños indicadores sobre las palancas o instrumentos con los que hay que interactuar, que nos indicaron qué hacer, pero todo salió bien, son indicaciones que van al grano, y eso se agradece siempre. Con la valentía que cualquier tutorial satisfactorio da, nos lanzamos a la piscina sin miedo a nuestra primera travesía. Pero en el modo campaña fue totalmente diferente.

En el primer intento no pudimos hacer andar el tren, en el segundo logramos hacerlo arrancar, moverse hasta un punto de control donde debíamos bajar a los pasajeros, pero nos pasamos de la parada por varios cientos de metros por no frenar a tiempo, y ya después de ahí, fue una lucha llena de frustración y enojo pues no logramos hacerle andar en reversa. Train World Simulator terminó ganando este round 2 – 0.

Train Simulator World

Tras no lograrlo con el primer intento, decidimos entrar a una partida nueva con otro tren, uno más antiguo, con gran abundancia de palancas en lugar botones, de quizá una dificultad menos avanzada, apto para nuestra falta de manos. Este tren era meramente de carga y no llevaba pasajeros, esta vez llevábamos un tren por medio de montañas y zonas boscosas, con paisajes muy bonitos y lluvias que echaban de ver la falta de pulido en los reflejos del motor gráfico, pero eso es lo de menos, la vista desde dentro de la cabina hace que no veamos estas cosas, y de hecho, la vista interior es la mejor, los detalles en cada palanca, botón, interruptor, son fascinantes.

Al ver Train Simulator World todos pensaríamos que trata únicamente de ir sentado apretando un botón para abrir puertas y halar una palanca que haga arrancar el tren, pero hay que tomar en cuenta detalles importantes que a simple vista pasan desapercibidos, como la inclinación, si por desgracia -algo que me pasó, detenemos el tren en una cuesta con una inclinación pequeña, eso sera lo suficiente para hacer muy complicado volver echar a andar el tren, pues el peso de la máquina es tanto que simplemente no se va mover para otro lado que no sea atrás. También, entre otras cosas, no podemos llevar el en primera marcha y luego subir a la máxima velocidad, hay que ir poco a poco pues es probable que hagamos explotar el motor. Muchas cosas se manejan con el mismo realismo que conlleva hacerlo en la vida real.

Al inicio pasé un pequeño momento de impaciencia, no podía encontrar el botón o la forma de abrir las puertas del so vagones para que se pudieran montar los pasajeros, y tuve que buscar en las discusiones del juego en Steam la forma de hacerlo, resultó que era con TAB y no precisamente con algún botón en el panel del tren. Me pareció algo fuera de lugar, pues si hay tantas cosas tan bien simuladas o recreadas, ¿cómo es posible que haya que presionar una tecla para ejecutar dicha maniobra?

Train Simulator World

Hablando un poco del clima que comentamos un par de párrafos atrás, uno de los modos de juego nos permite escoger la hora del día en el que saldremos a realizar nuestros recorridos, el clima, que si hace lluvia, que si está nublado, etc. Esto es un agregado excelente en realidad, pero la poca optimización del juego hace que disfrutar de esta característica pierda mucha lucidez, pues los bajonazos en los FPS y ciertos detalles gráficos (mucho diente de sierra) en los elementos climatológicos u objetos, trenes o decorados del mapa terminan bajando la calidad del efecto clima. Cabe mencionar, que estas deficiencias se echan de ver únicamente en la vista fuera del tren, si pasamos la cámara a primera persona, los detalles son hermosos en interiores.

Pero todas estas texturas en las cabinas, y los mapas extensos no vienen libres de ciertos momentos de carga largos, cada nueva partida tarda entre 25 y 40 segundos para cargar el mapa y sus elementos. Podríamos darle el beneficio de la duda comentando que lo probamos en u disco duro HDD, pero a día de hoy, no creo que cada equipo que se denomine gamer tenga un SSD dispuesto únicamente para los juegos.

Otro punto de mejora en el juego seria el quizás explicar un poco mejor para que sirven ciertos elementos del tren o de los tableros de la cabina, por ejemplo, en el tutorial inicial, tuvimos que accesar a la parte trasera de la cabina y elegir el pantógrafo trasero, sin ningún problema lo pudimos activar porque el juego marca muy bien los pasos a seguir, pero a mí me hubiese gustado aún más saber qué es un pantógrafo y cuál es su función ( google a ver que era).

Train Simulator World

Train World Simulator tiene un precio que oscila entre los $40 y $50 USD según la tienda en la que le busquemos, y además, tiene DLCs extra (de casi el mismo valor que el juego base) que le dan más parentesco a la saga de los Sims que contenido realmente disfrutable al juego (en relación precio-contenido), y aunque nadie está obligado a comprar nada, es ciertamente penoso mirar a desarrolladores Indies tomar ciertas actitudes criticadas en otras empresas de más renombre conocidos por ordeñar sus IPs, como el caso de EA, que tiene casi in millón de DLCs para su famoso simulador de vida humana. Lo que nos deja un mal sabor de boca es el poco contenido que se obtiene con el juego base, y el monto desorbitante que se cobra en cada uno de sus descargas de contenido pagas.

Esto no hace que el juego contenido base en la compra regular de Train World Simulator sea malo, es simplemente poco contenido y ya. Los amantes de los trenes van a pasarla genial en Train Simulator World, los fanáticos de los simuladores tendrán un lugar para pasar un rato genial. Pero aquellos que siempre buscan un balance entre precio-contenido, podrían quedar deseando más, y comparando a Dovetail Games con Electronic Arts.

7.0

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Trenes recreados con gran fidelidad

  • Tutoriales y manuales muy buenos

Lo malo
  • DLC's con precios muy altos

  • El sonido podría ser mejor

 

Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.