0

Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War – Análisis

Cualquier fanático de los juegos de estrategia estará muy a gusto en Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War, y si sumado a esto es seguidor del universo Warhammer, pues tiene el juego perfecto frente a sus narices, es más, si además han jugado los títulos de Civilizations, puede que se topen con una joya suprema en la que puedan pasar horas de horas jugando con sus amigos.

Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War viene de la mano del género 4X, siendo el primero en su clase dentro del mundo de Warhammer 40,000. El juego se ambienta en un universo donde cuatro facciones luchan por hacerse con los recursos y demás riquezas de los planetas. Como líder de mi propia raza (o facción), doy inicio al juego escogiendo el mejor lugar para colocar los cimientos de mi ciudad. El mapa de juego está conformado por baldosas hexagonales  en las cuales puedo llevar mi imperio a la grandeza mediante la eXpansión, eXploración, eXplotación, y eXterminación.

Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War

Claramente estamos en un título que avanza por turnos. En mi turno tengo la posibilidad de hacer mejoras en mi ciudad, construyendo edificaciones que generen diferentes recursos, o edificaciones militares que puedan reclutar miembros para formar los ejércitos que serán mi arma principal para dar con la victoria. Los recursos en Relics of War son cuatro: Requisition, sirve para poder mantener a la población de nuestra ciudad, construir edificios, y crear algunas unidades. Energía, está de más decir para qué sirve, je, je. Investigación, nos permite desarrollar nuevas tecnologías para potenciar diferentes ramas de nuestra civilización. Y por último, Influencia, entre más podamos conseguir, mayor será la cantidad de baldosas podremos ir comprando para hacer crecer nuestro imperio; también la influencia sirve para llamar a tácticas especiales de los miembros de nuestro ejército, y para convocar héroes con habilidades de guerra superiores.

La partida siempre comienza con alguna cantidad X de recursos para que podamos empezar a crecer, de igual manera, en el mapa habrá puestos de avanzada que cualquier jugador puede conquistar para obtener recursos extra, estos se mantienen en el control del jugador que le conquiste primero, hasta que llegue otro y lo arrebate de su dueño inicial. Estos son importantes, pues nos otorgan recursos extra si los tenemos en nuestro mando.

Los edificios que se pueden crear varían y cada uno es necesario en el juego. Todos tienen una razón de existir, se pueden erigir de uno a un máximo de tres en una misma baldosa. Lograr el equilibrio perfecto se vuelve siempre necesario para poder tener un avance sin deslices, el enemigo siempre avanzará más rápido que nosotros y es algo que a punta de golpes vamos a aprender.

Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War

Lo que más me gusta en Gladius es que todo lo relacionado a la guerra está balanceadas, cada facción tiene una lista bastante grande de unidades, las cuales se desbloquean a través de un árbol tecnológico, y cada unidad tiene a su vez, una buena cantidad de mejoras. Con las mejoras y tácticas correctas, incluso una unidad de guardias puede ser una unidad fuerte. Factores como el terreno y los héroes muchas variables al sistema de batallas. Cabe destacar, que de la misma forma que en los otros títulos del género como Civilizations, no podremos tener unidades en puños en un mismo lugar, sino que cada una debe colocarse en un solo hexágono.

Un punto muy alto en el juego es la IA, complicada desde que comenzamos las partidas, y estas suelen expandirse de manera escandalosa por todo el mapa de juego, e incluso, son muy inteligentes al preservar sus unidades (las retiran cuando están heridas para que vuelvan a ganar unidades de vitalidad y vuelvan a tener nuevos soldados). Tenemos un sistema de combate bastante bien hecho. También, debemos decir que intentar atacar a la IA puede resultar catastrófico para nuestros intereses si no vamos bien armados, en nuestro caso, atacar a una facción con incluso unas 7 unidades de diferente especialidad se volvió complicado cuando una muy bien defendida ciudad enemiga logró repeler nuestros intentos de conquista, lo cual hecha de ver que la táctica y un planeamiento bien pensado son fundamentales para lograr el éxito en las partidas.

Para cerrar podemos decir que Warhammer 40,000: Gladius – Relics of War viene a ser como el Endless Space y un Civilization, solamente que con un poco más de combate y estrategia desde el inicio de la partida. Quienes se encuentren acostumbrados a los títulos de estrategia por turnos hallarán un juego intuitivo, y si son fanáticos de todo lo que viene siendo Warhammer 40,000, llegaron al lugar perfecto. Recientemente hemos sido decepcionados con los juegos que toman prestado el universo Warhammer 40,000 como ambiente, pero con Gladius la pasamos genial, y es un juego que no decepciona, incluso es fácil para quienes buscan entrar al género por primera vez.

7.0

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Muy fácil de comprender

  • Siempre vamos directo a la guerra

Lo malo
  • Algunos podrían hallarlo difícil

 

Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mio son los juegos independientes, estudiante de programación y papá de 2 hermosos fans de Mario Bros. #MasterRace.