0

Shape of the World – Análisis

Cuando se trata de analizar un juego; a mí, personalmente, me gusta hacerlo de una forma peculiar, diferente. Me gusta ver su aspecto artístico, más que técnico. Y, este Shape of the World, es uno de esos juegos clave para ello. Un juego cargado de mucho arte, un auténtico lienzo en movimiento con un sonido y ambiente espectaculares.

Ante todo hay que destacar la evidente simbología del juego, en el cual encarnamos el papel de un Ser Divino creando el Jardín del Edén, como en el Génesis. La vida y, “la Forma del Mundo”, va brotando y se  labra a medida que vamos avanzando a través del jardín. Va surgiendo el agua, las plantas, la fauna, etc.

El juego puedes pasarlo en una hora. Su objetivo es ir entrando a través de unos portales piramidales para avanzar en tu creación. Sin embargo, este juego es un mundo muy abierto, en el cual podemos ir explorando y sembrando plantas y observando los detalles, mientras escuchamos la bellísima banda sonora, tanto como queramos.

Shape Of The World

Tu objetivo como Gran Arquitecto del Universo en Shape of the World, no sólo es avanzar por el jardín creando la vida, sino ascender hacia tu apoteosis y tu omnipotencia. El juego entero es una bella metáfora del ascenso de la divinidad y de la vida, elevándose hacia los ideales más altos, tales como la sabiduría o la belleza, por poner dos ejemplos; todo ello a través del caos. Así ordenas, creas y das vida y forma a este mundo jardín.

Toda la evidente simbología del juego podría aplicarse tanto a la Religión como a la Masonería e, incluso, a nuestro paso por la vida en nuestro mundo.

Es importantísimo captar el mensaje que nos quiere lanzar el juego, ya que todo se va desarrollando a través de un marco artístico muy minimalista, plagado de colorido psicodélico. Todo ello sazonado con una hermosa banda sonora que, en ningún momento, se hace pesada o repetitiva.

Shape Of The World

Llama mucho la atención cómo de una masa fría y vacía con la que da inicio, brotan todas las formas y colores, todo el mundo entero de forma armónica y en proporción hacia la ascensión absoluta. Es magnífico que un juego te otorgue tantas respuestas e interrogantes metafóricos y metafísicos al mismo tiempo. ¿Cuál es el origen? ¿Qué es el Ser? ¿Cuál es el principio del origen del Arjé? ¿Y del Ser? ¿Y qué es Dios? ¿Y el Eterno Retorno? ¿Y las respuestas? ¿Y qué es Saber?…

¿No se respondía a todas mientras se preguntaba? ¿Y hemos respondido a algo? Shape of the World nos trae estos mismos interrogantes y nos da una respuesta sencilla y metafórica a los mismos y a todos los que se nos puedan ocurrir. Preguntas a las cuales no podemos tener una respuesta clara y no podemos alcanzar con nuestra naturaleza finita y limitada, pues son inabarcables. En Shape of the World sólo un Ser puede dar respuestas, pues Él es el Principio y el Final, la respuesta a la pregunta y el todo y la nada en sí. El Arjé, el Origen. Es el nacer y el fenecer, el Ser y No Ser.

Tras este galimatías nietzscheano, pasaremos a analizar el juego en sus apartados técnicos, ya que hemos comentado la carga filosófica y artística inigualables de este título.

El brillante apartado gráfico consta de un explosivo festival minimalista y psicodélico de colores. Llama la atención cómo se van superponiendo unos a otros en violento contraste, a lo largo de la partida. Eso sí, respetando el patrón entre colores fríos y cálidos en gran medida. Toda la obra es como tener un lienzo en movimiento al cual nosotros daremos forma a voluntad. Todo ello está acabado como en tonos pastel y muy estilo cartoon, como diríamos hoy en día. Magnifico.

Shape Of The World

El apartado sonoro es excelente. Una vez más, me he encontrado con una de las más bellas obras musicales electrónicas que he tenido el placer de escuchar. Me recuerda mucho a la obra del gran Jean Michel Jarre o Vangelis, más bien; pues el segundo es más relajado aunque no menos enigmático. La bellísima banda sonora ha sido creada por Brent Silk y puede comprarse en un DLC aparte por 3,99€.

En definitiva, Shape of the World es un juego único en su especie. Un modo nuevo y original y, por fortuna, cada vez más común en videojuegos: el poder disfrutar de obras de arte que inviten a la reflexión de forma interactiva. Si bien es verdad que, a veces, ocurren bugs que podrían arruinar la experiencia, este juego es otro imprescindible para tu biblioteca de juegos.

7.0

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Su banda sonora nos dejará boquiabiertos

  • Es un título único

Lo malo
  • Algunos bugs que podrían ser molestos
Sobre el autor

Jonny Gaunt

Página de youtube, por si alguien se anima a suscribirse y tal, así también me animo yo, XD: http://www.youtube.com/c/JohnnyGaunt