0

Call of Cthulhu – Análisis

Para empezar quiero decir que es la primera vez en muchos años -y enfatizo: MUCHOS, que no termino un juego en un mismo día. Estamos ante un juego muy bueno, no una obra maestra, pero su historia es tan extraña, que a pesar de ser un tanto enredada, con giros inesperados, logró mantenerme jugando hasta terminarlo, y el único momento que paré, fue a la hora de almorzar. Para dar un poco de información extra antes de comenzar, Call of Cthulhu es un título ambientado en el mundo de la obra La llamada de Cthulhu del escritor H. P. Lovecraft. En esta aventura, tomamos el rol de un investigador privado, Edward Pierce, veterano de la guerra que lucha por no sucumbir ante los traumas que sufrió durante su tiempo de servicio.

Hay que dejar claro que no Call of Cthulhu no es un juego de horror tal y como se anuncia, tiene ciertos elementos en los que deberemos correr por nuestra vida por que estamos siendo cazados por alguna bestia sanguinaria (quizá dos momentos puntuales), pero no son momentos en los que vayamos a cagar ladrillos del susto. Otros momentos nos van a poner a correr también, pero son situaciones en las que hay que correr para no morir aplastado por escombros. También tiene momentos en los que haremos uso del sigilo para pasar por guardas que hacen sus rondas y así evitar ser vistos, algunos momentos son tensos, y otros, la mala IA hará que podamos pasar desapercibidos; el asunto de la IA solo nos ocurrió unas dos veces; fue de tanto alivio como ridículo ver al guarda pasar frente a nosotros y no vernos aún cuando literalmente estábamos a sus pies en la primera vez, la segunda, estábamos de pier con un encendedor alumbrando un cuarto frente a un guarda que veía en nuestra dirección, y no se percataba de nuestra presencia. Pueden verlo en la imagen abajo.

Call of Cthulhu

Call of Cthulhu es un título que se juega en primera persona, y su principal característica es la de investigación. Nuestro trabajo principal gira en torno a realizar trabajos de reconstrucción de escenas donde ocurrieron algunas situaciones, pero además, algunos puzzles están presentes. Uno en particular nos dio un dolor de cabeza, pero resultó que el juego es dadivoso con aquellos a quienes nos cuestan los rompecabezas. Queremos decir que cuando topemos con un acertijo, podemos tener la certeza de que habrá más de una forma de resolverlos, y no todos requieren romperse el coco, fácilmente la manera de avanzar podría estar escondida en el nivel que estemos. De igual manera, no son muchos si mal no recuerdo, pudieron haber sido unos cinco puzzles a lo mucho en todo el tiempo que tardamos en completar el juego.

El tema de ser investigadores funciona a medias. No hay mucho que se nos vaya a pasar, pues literalmente todo estará a la mano, algunos objetos si requieren de una búsqueda más minuciosa pues están un poco escondidos o menos a la vista, pero no resulta complicado con dar en el clavo cada vez que nos vemos en la necesidad de hacer una inspección de escenas. No está mal para los que no queremos pasar mucho tiempo buscando una respuesta, pero para quienes llevan un detective en el corazón, podría ser molesto la facilidad con la que se atan cabos en Call of Cthulhu.

Otras partes del juego involucran armas de fuego, nos pareció chistoso ver que el protagonista principal tiene una escena en la que debe tomar un arma para escapar y llegar al pueblo, en esta parte hay que abrirse paso a punta de pistola, y tras más de 15 balas la pistola por fin se quedó sin munición, tras unos 10 minutos de balacera incesante; un detalle chistoso, pues no creemos muy posible que en 1920 hubiesen cargadores de pistolas que tuvieran tantos tiros, y hablamos de un arma pequeña, muy pequeña.

Lo que si veremos mucho son cinemáticas. Junto a las mecánicas de investigación, las escenas cinemáticas están a la orden del día. Estas, son su punto más alto sin lugar a duda, pues tienen una gran calidad narrativa desde el punto de vista de las voces, las cuales hacen que las escenas sean muy creíbles, haciéndonos creer que en realidad lo que vemos está pasando, como en una película, te la crees, y eso va formando un sentimiento de intriga y apego del jugador para con los personajes que conforman la obra. Lo malo es que muchas animaciones faciales son simplemente malas, en un cambio de cámara puedes ver como una de las damas con las que conversamos tiene sus cejas arriba (como frunciendo el ceño), y de un pronto a otro, estas bajan a la velocidad de la luz, lo que hace que la animación se vea totalmente irreal. Otras animaciones que se quedan cortas son la de la boca, las palabras que salen de los personajes nunca van a concordar con lo que suena en los diálogos, y echan de ver que no hubo mucho trabajo en este sentido, una lástima, puesto que esta es la forma en la que el desarrollador escogió contar la historia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los ambientes en general logran dar la ilusión de que es un lugar real en el que estamos llevando a cabo una investigación. Estamos en una isla, en la que no hay ley que opere más allá que la de sus propios habitantes. El mar se ve revuelto a la lejanía cada vez que le miramos desde la costa o en uno de los miradores de una mansión en donde se da gran parte del juego; los entornos son creíbles, a están bien para mi gusto. Todos están creados para dar cierta libertad al jugador, pero igualmente se siente el hecho de que estamos en un juego lineal. Entendemos que la historia de Call of Cthulhu puede variar a según vamos tomando ciertas decisiones, de hecho, nos consta haber visto mensajes en pantalla que decían algo como ”esta decisión afectará tu futuro”, por lo que pensar bien nuestros movimientos será necesario. Lo bueno de esto es que agrega rejugabilidad al juego, y aquellos con ganas de sacarle el jugo a cada centavo y descubrir los posibles finales del título tendrán esa opción extra disponible.

Mayormente el juego anda bien técnicamente, los bajones de FPS eran una constante no tan constante. A ver, ¿cómo lo explicamos? Digamos, en 8 horas de juego vimos bajones unas 15 veces tal vez, en áreas específicas eso sí, tampoco eran situaciones injugables. Lo más que bajaron los FPS fue a 24 si mal no recuerdo. Nosotros le probamos en un equipo de gama media con un i5 6500, 8gb de RAM, y una GTX1080 de 8GB, con un performance aceptable, y que en modo general, siempre estuvo bien. No tuvimos crasheos del juego ni nada por el estilo, solamente nos queríamos de algunas pantallas de carga un poco largas, pero nada del otro mundo.

En este momento, Call of Cthulhu nos deja sensaciones variadas, entramos en conflicto a la hora de querer dar un veredicto. Sus inconsistencias argumentales, la falta de cuidado en las animaciones en los personajes, estas empañan el juego, pero por otro lado, tenemos la intriga que genera este desmadre narrativo, de verdad me sentí atraído a descubrir el meollo del asunto, y logré pasar por alto los defectos. Call of Cthulhu es un juego que vale la pena probar, tiene una historia que atrapa, el tema de lovecrafteano se maneja bien, me gusta el juego, pero puede que no todos puedan dejar pasar desapercibidos ciertas cosas que pudieron haber quedado mejor.

7.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Buena ambientación

  • Actuación de voces muy buena

Lo malo
  • La historia podría sentirse algo enredada

  • Algunos problemas técnicos y de IA

 

Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mio son los juegos independientes, estudiante de programación y papá de 2 hermosos fans de Mario Bros. #MasterRace.