0

El éxito de This War of Mine a finales de 2014 fue indudable, han pasado cuatro años ya desde que 11 Bit Studios sacara a la venta su excelente juego de supervivencia -el tiempo de verdad se va volando. Lo bueno es que a pesar de los años, el equipo no deja de crear contenido para el que es sin duda su título más pegado.

De hecho hoy venimos a hablar del contenido recientemente agregado a This War of Mine, llamado Stories. Este nuevo grupo de DLCs (de pago) llegan a agregar narrativas de peso al juego original, y mediante las mecánicas ya conocidas, nos cuentan el drama de nuevos personajes a lo largo de la guerra en la que se ve sumida el país donde toma lugar la obra (inspirada en el Asedio de Sarajev). El primero de estos contenidos descargables vio la luz hace 12 meses, de nombre A Father’s Promise, hoy, nosotros hablaremos del segundo de estos DLCs, llamado The Last Broadcast.

Vamos a comentar nuestra experiencia pensando en que quienes leen nunca han probado a This War of Mine. Por lo que veremos un poco a fondillo la manera en que todo funciona.

This War of Mine img01

This War of Mine

El juego en sí se basa en la supervivencia, no vamos a pensar en otra cosa que sea “hay intentar sobrevivir un día más”, algo que 11 Bit Studios logra llevar acabo de una manera magistral, pues literalmente pasaremos muchos momentos de apremio que vamos a pasar debido a las circunstancias y situaciones de peligro a las que nos veremos expuestos.

Recordemos que estaremos en control de un grupo de personas que viven en una ciudad en guerra, asediada por tropas militares, donde lo poco que queda para alimentarse o abasteserce es tan preciado como la vida, muchos matan por un pedazo de pan, harían cosas inpensables por llevar medicina a un familiar enfermo; bueno, en realidad ¿quién no? Es allí, donde el juego brilla, y nos pone en situaciones moralmente incómodas, complicadas de resolver, donde hay que buscar hacer un balance entre lo bueno, lo malo, y lo necesario para sobrevivir. Los momentos crueles pueden ser el pan de cada día en Pogoren -ciudad donde acontece todo este cuento mal oliente.

Cada noche, debemos enviar a alguno de nuestros personajes en busca de provisiones medicas, alimentos, u objetos que sirvan para la elaboración de medicamentos, comidas, muebles como camas (es mejor que dormir en el suelo), sillas, cocinas rudimentarias, mesas para elaborar mejores herramientas, etc., hay mucho por hacer, y poco para lograrlo. La muerte siempre acecha en cada salida de estas, las tropas militares son siempre un peigro inminente, y otros sobrevivientes… nadie lo sabe, ¿cómo saber si alguien es bueno o malo en un lugar donde la necesidad se encuentra sobre cualquier otra cosa? Yo, pienso que es mejor prevenir que lamentar: viendo a todos como enemigos.

Durante las incursiones nocturnas visitamos diferentes lugares, la mayoria son parques, edificios abandonados como hospitales, bares, y otros, hay muchos donde sigue habiendo gente dentro, quienes van a a hacer que las cosas se nos compliquen. Nuestro objetivo es recoger loot variado, y a nadie le gusta que le quiten lo poco que tiene, siempre tendremos la opción de pelear, pero lo mjejor es usar el sigilo; incluso perder a un solo miembro del grupo resulta garrafal.

first-day.jpg

This War of Mine

En los niveles existen pequeños lugares para escondernos de NPCs que andan haciendo rondas de vigilancia, de los cuales podemos salir cuando los guardas se hallan alejado, también podemos buscar abrirnos paso a punta de pistolas (suerte consiguiendo alguna) o con los puños (suerte venciendo a los enemigos). Junto a los spots para pasar desapercibidos están los que contienen el loot: montañas de escombros, mesas, roperos, albergan cosas que nos sirven, las cocinas suelen tener alimentos. Algunas estancias en los edificios van a estar cerradas con llave, por lo que siempre es bueno crear una ganzúa en nuestra mesa de crafteo antes de salir por la noche. Los escombros que tapan al entrada a lugares con gran cantidad de cosas pueden ser removidos con una pala -también creada en la mesa. Estas acciones hacen que los personajes sufran cansancio, y la fatiga, o las heridas causadas causan ciertas dificultades al moverse, en este sentido el juego es muy real, a la hora de simular la forma en que la falta de desanso y alimento puede afectar a una persona, claro, de igual forma en lo mental. Esto nos lleva a la necesidad de no salir a buscar provisiones todas las noches, una encrucijada mortal, pues no salir puede significar no comer a la mañana siguiente, o no tener madera para cocinar, ni combustible para hervir el agua. Todo es una cadena, todo afecta, contra eso jugamos.

Bajo el contexto de The Last Broadcast, manejamos las acciones de Esma y Malik, esposos que han logrado sobrevivir al asedio, y juntos (por no decir gracias a ella solamente) buscan seguir en la lucha hasta que todo acabe. Malik tiene un problema en sus piernas que le impiden desplazarse con normalidad, esto le vuelve aún más prisionero en la vieja estacion de radio donde vive ahora -y laboraba previo a la guerra. Su labor en el juego consiste en utilizar la radio para comunicar noticias a aquellos que siguen luchando igual que el y su mujer. Estas noticias las encontramos en los niveles que visitamos durante los looteos con Esma, ella es la favorecida para ir en las noches a traer cosas, y por dicha, lo hace realmente bien. Sumado a la necesidad de traer diferentes elementos, debe recopilar información extra para que su marido pueda comunicarla por radio, un peligro extra con el que debe lidiar pues la radio y comunicar noticias es la felicidad que mantiene a Malik en sus sentidos. No negamos que esto tiene un beneficio, la gente escucha las transmisiones, y mucha de la informacion que es llevada al pueblo salva vidas, pero lamentablemente, trae enemigos también.

Conforme las radiodifusiones se comparten, se generan opiniones separadas en la gente y en el ejército, los primeros se ven afectados de buena/mala manera, pues aunque muchas vidas son salvadas, otros son oprimidos por la presión de las fuerzas armadas cuando les preguntan por la proveniencia de las noticias. Por otro lado, los militares ven sus operaciones en problemas por las ventajas que otros obtienen por la información que surge de lo que Malik comparte. Este tira y encoge traerá consecuencias.

Incluso, siempre corremos el peligro de sufrir ataques de otras personas en nuestra base. Cuando salimos a traer cosas para nosotros, los supervivientes de la ciudad han de hacer lo mismo, y en algunas ocasiones, sufriremos por esto. Al regresar a casa, y si fuimos víctimas de saqueos veremos un menú que con información del recuento de los daños, que van desde perder recursos, hasta la posibilidad de que los personajes que se quedaron en descansando hayan sufrido heridas. Lo bueno es que para esto, previo a la salida en alguna incursión, podemos dejar a alguien haciendo guardia, el problema es cuando solo contamos con dos miembros en nuestro equipo, y quizá, quien quede a cargo de la base le toque descansar esa noche. Es una loteria, que cuando la “pegamos”, trae desilución, y pérdidas.

This War of Mine

This War of Mine

This War of Mine no pierde el rumbo con el que dio sus primeros pasos en la industria, no cambia nada en su fórmula o apartado jugable, pero el agregado de nuevos contextos dentro del argumento le dan un nuevo impulso para seguir levantando la mano como un excelente juego de supervivencia y gestión. La modalidad de Stories es buena, gracias a su contenido narrativo, nuevas locaciones, personajes, y la misma esencia, es un título bastante recomendable, tanto para quienes ya tienen el juego base, como para quienes buscan un buen reto para intentar sobrevivir contra las probabilidades.

This War of Mine: Stories se encuentra disponible para Android, PlayStation 4, Xbox One, iOS, y PC. El juego original tiene un precio de $19 USD, y el contenido de Stories cuesta $5 USD cada uno.

7.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • La dificultad de siempre sigue presente

  • La esencia del título original intacta

  • Nuevo enfoque narrativo

Lo malo
  • Algunos podrían pensar que es más de lo mismo

 

Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.