0

The Quest for the Big Key – Análisis

Sin temor a equivocarme puedo decir que The Quest for the Big Key es el juego -estéticamente hablando, más cercano al NES que hemos probado y que seguramente probaremos. Con enfoque marcado en que el jugador explore el mundo del juego, Big Key nos llevará a recordar mucho de aquello con lo que crecimos.

Desde que lo inicias, te das cuenta que es un juego diferente, cualquiera pensaría sin dudarlo que es un port de alguna joya de antaño, pero en realidad es un título de 2018, que muestra una fidelidad sin precedentes en un homenaje muy bueno a aquellas consolas y entregas del pasado como Mario Bros., Contra, Ecxite Bike, etc. Tras probarlo, estamos de acuerdo en que sus mecánicas van muy de la mano de aquello que intenta emular, por lo que jugadores que no probaron alguna vez la NES o incluso la SNES, podrían sentirse algo desubicados.

Lo bueno es que The Quest for the Big Key es agradable y sencillo, incluso si el tamaño de los pixeles nos lleva a pensar que la resolución esta mala (como a nosotros), tenemos un pequeño gran Indie frente a nosotros.

The Quest for the BIG KEY

Al inicio de la partida, no tenemos ningún tipo de intro, ni cinemáticas que nos relaten algo de índole narrativo, lo más cercano que hallaremos son algunos rótulos de madera o notas en el suelo que tienen mensajes cortos de avisos o que indican el nombre de un lugar. De igual forma, no es un juego en el que necesitemos mucho para comprender, es un juego retro, muy retro, podríamos inventar la palabra retrísimo para agregarle un adjetivo perfecto a  The Quest for the Big Key.

La exploración, prestar atención al entorno, y tener paciencia, son las llaves para una partida exitosa, la cautela ha de ser mayor cuando recordamos que es un título retrísimo hasta decir basta; no tenemos de eso, ¿cómo se llamaba? ¡Ah!, cierto: Guardar la Partida. No, acá, si perdemos la vitalidad, se acaba la partida, y a empezar de nuevo.

Y es que parte de la jugabilidad de explorar nos lleva a los objetivos. Al comienzo debemos buscar corazones para subir nuestra vitalidad, es necesario, pues hay ciertas partes del juego que requieren que tengamos corazones extra pues deberemos de pasar por lugares donde por ejemplo perderemos dos corazones, por lo que es necesario que intentar pasar esta parte, tengamos mínimo tres corazones. Así, de la misma forma que hemos de localizar estos puntos extra de vida, hay que encontrar llaves que se esconden por algunas estancias secretas, y no las no menos importantes bombas. Las bombas dan la posibilidad de abrir lugares donde las paredes están falseadas y abren nuevos caminos para seguir la aventura. Eso sí, tenemos un número limitado que podemos llevar con nosotros, y al inicio estamos limitados a una, conforme avanzamos, podemos agregar más, al igual que agregamos corazones.

The Quest for the BIG KEY

Algunas personas se quejan en los reviews de Steam que el juego es corto, pero bueno, no todos son tan diestros, hay quienes duraran una cantidad de tiempo menor, mientras que otros tienen el chance de completar los juegos con mayor rapidez. En conreto, lo relativo al tiempo que toma completar una partida, pues estamos ante un juego de $3 USD, por lo que tampoco es algo descabellado tomando en cuenta sus bondades.

The Quest for the Big Key se encuentra disponible para PC, y se puede conseguir en la tienda de Steam, y a pesar de simpleza o sencillez, resulta una oportunidad muy bonita de volver a aquellos tiempos de cuando comenzabamos a convertirnos den jugadores.

6.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Su aspecto es retro hasta decir basta

  • Sencillo, relajante

Lo malo
  • Un tanto corto
Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.