0

Kenshi – Análisis

Kenshi es un juego de rol que ha estado en desarrollo por muchísimos años, tiene un poco de todo, RPG, supervivencia, es de mundo abierto, en fin, es tan grande, que es complicado encajonarlo en un género. El mundo del juego está ambientado en un universo de fantasía japonés, Kensi es únicamente para un solo jugador, y de un arte que podría no ser atractivo para muchos.

Antes de iniciar la partida, entramos al creador de personajes, el cual es bastante divertido por la cantidad de opciones y formas en las que podemos jugar con el físico de los personajes. Después de finalizar con el aspecto, vamos a una pantalla en la que escogemos entre diferentes historias que determinan de qué manera entramos al juego, ya sea con gran cantidad de bienes o equipamientos que tendremos al principio de nuestro viaje.

Kenshi

Jutso de entrada, notamos algo peculiar, la UI; simplemente sobrecogedora por la cantidad de cosas que hay en pantalla. La cantidad de botones, menús, submenús y demás detalles pues dejan mucho que desear y quizá tantos años en desarrollo pasaron factura en este aspecto, al inicio es bastante difícil lidiar con él. Al menos, tenemos el tutorial, que hace un buen trabajo explicando cómo funciona y trata de explicar de la mejor forma los conceptos básicos del menú y del juego en general. Ya en partida podemos ir a donde nos plazca, viajando entre ciudades, descubriendo cada rincón de un mapeado sumamente amplio diseñado para que nuestras partidas se sientan siempre distintas y tengan una larga duración. A esto, le podemos sumar el sistema de facciones, la posibilidad de crear un grupo de guerreros (como Mount & Blade), para ir por todo el mapa del juego como si se tratase de un ejército de supervivientes a una tierra inhóspita. Kenshi es un título de paciencia, comenzando nos costará todo, alimentarnos, conseguir armamento, compañeros, y a veces lo mejor es huir, pero tiempo al tiempo, que a la larga, podremos ser la cabeza de la cadena alimenticia.

Hablemos un poco de las visuales del juego, y no podemos ocultar que Kenshi es estéticamente paupérrimo. Las texturas son borrosas, parece un juego de inicios de generación de la  PS2, pero vamos a lo mismo del inicio, Kenshi ha estado en desarrollo desde el año 2006, y pues vemos que su nivel gráficos no pasó de aquellos tiempos. Hubiese sido genial ver todo este contenido bajo un motor gráfico distinto, con nuevas texturas, mejores acabados, pero lamentablemente, es lo que hay.

Esto anterior no le quita mérito al juego, que es excelente por todo lo que podemos hacer, las posibilidades jugables son enormes, sumadas a las que ya mencionamos tenemos: crafteo, construcción, que regalan un abanico de opciones suculento, y variado. Podemos hacer nuestra propia base en cualquier lugar que nos plazca, pero es importante tomar en cuenta tener los recursos suficientes a nuestro alrededor. Y es que el mundo en el que vamos a jugar es exageradamente grande, masivo, tanto que no podríamos ponerlo en palabras para dar una descripción exacta. El problema es que esto le hace ver y sentirse sin vida, con áreas sin fin que están desoladas, que ofrecen muy poco en lo relativo a la exploración y mucho menos cuando se trata de luchar. De hecho, mis luchas de momento, se han limitado a huir, mi estrategia ha sido vagar cerca de ciudades, para que cuando grupos de enemigos me atacan, mi estrategia es correr a las puertas de la ciudad donde hay guardias muy fuertes que eliminan a los saqueadores que me persiguen en un santiamén, esto me permite lootear a los moribundos personajes que yacen en el suelo, y vender sus pertenencias para una ganancia monetaria.

Kenshi

Me gusta mucho que el sentido de la rejugabilidad es muy alto, Kenshi pareciera tener una durabilidad casi infinita. Como juego de supervivencia, nuestro debe conseguir comida constantemente, por lo que siempre nos veremos en al necesidad de buscar fuentes de comida (incluso podemos tener nuestras propias plantaciones) para no morir de inanición, claro, y si vamos en grupo, nuestros acompañantes también necesitan comida, lo que agrega un reto extra si decidimos lleva otros con nosotros. Tras muchísimas horas de jugar a Kenshi, todavía me quedan demasiadas cosas por hacer, quiero levantar mi propia pequeña gran ciudad, y para eso necesito muchísimo trabajo, y hacerlo solo es duro, pero valdrá la pena el esfuerzo.

Tal como está ahora, Kenshi sigue presentando problemas técnicos, cargas constantes del mundo, bajonez de FPS, y algunas veces el juego crashea (lo buenos es que podemos guardar cuando queramos, o setear un autoguardado cada ‘X’ cantidad de tiempo. Pero a pesar de todos esto, hay que tratar de ser benevolentes, Kenshi es un título enorme, y su tamaño sorprende al pensar lo limitado de su entorno de desarrollo -monetariamente hablando. Tenemos una gran gema aquí, es cuestión de pulirle para que quede tan hermosa como todos quisiéramos.

7.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Un mundo enorme

  • Muchísimas cosas para hacer

Lo malo
  • Los problemas técnicos siguen presentes

  • El apartado visual queda debiendo mucho

 

Sobre el autor

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.