0

Vane – Análisis

Vane es un juego poco tradicional pero familiar, se pueden preguntar cómo es que junto estas dos palabras para empezar a describir el juego, pero de verdad solo es necesario empezar a jugarlo para saber por qué lo digo.

En esta ocasión tenemos un juego que mezcla un poco de lo mejor que hemos visto en juegos como Journey, donde ambos son comparables por su arte, o juegos como Limbo donde podemos ver cierto aire oscuro y misterioso. Sin embargo, podemos decir que como Indie es poco tradicional debido a que nos da un cierto sentido de mundo abierto en un juego que en su esencia es lineal. Vane cuenta una historia un poco confusa al inicio, que se irá aclarando conforme vayamos avanzando en el juego; es más difícil saber por dónde tenemos que ir a como el juego avanza, esto gracias a que su mundo se va volviendo más amplio y podremos decidir dónde queremos ir. Dicho esto, parece que los desarrolladores nos están haciendo sentir que nosotros elegimos nuestro propio camino por el juego pero solo hasta cierto punto, pues se trata de un juego lineal y no un mundo abierto.

Vane

Dentro de la aventura que cuenta Vane, somos un ave -que en realidad es una niña, pero por cierta razón: alguna energía o elemento, nos convertimos en un tipo de cuervo, esto nos da la posibilidad de viajar por sus maravillosos escenarios. Ser un ave y volar nos abre una gran cantidad de oportunidades relativos a los lugares que queremos ir o cómo llegar a ciertas zonas, y es algo que no se vuelve aburrido.

Desde que iniciamos el juego y estamos en su prólogo se puede ver el trabajo bien realizado por parte de sus desarrolladores, grandes puntos a favor que van desde su arte, su música y sonidos del ambiente y sus animaciones todo esto en sincronía es una bella experiencia.

Si hablamos de sus personajes, podríamos decir que no hay gran cantidad ni complejidad en ellos. Tenemos nuestro protagonista y personaje que usamos, que es una niña que por algún motivo se convierte en cuervo, también nos encontramos con estas personas altas en algún tipo de bata que se nos van presentando a lo largo de la historia y parecen ser miembros de algún Culto extraño. Vane no presenta diálogos complejos ni mucha información al respecto, es un juego sencillo de interpretar, se puede ver que su énfasis no es más que la exploración de un mundo bien ilustrado y que mezcla todo en un ecosistema agradable para la vista.

Vane

En cuanto a su música y escenarios podemos decir que es uno de los juegos que mejor une estos dos aspectos dándole su propio protagonismo a cada parte del juego que exploramos. Esto puede que se dé gracias a que nos encontramos ante un juego en el que todo trata de la exploración y el contar la historia mediante sus paisajes; muy pocos juegos hoy en día son como este, cada escena es digna de la melodía que se reproduce, no se puede intentar lograr entender este aspecto sin jugar este juego.

Dejando por fuera la música y banda sonora, el sonido por si solo es algo digno de admirar, se encuentra demasiado bien integrado y nos hace sentir escalofríos en ciertos momentos donde corremos y podemos escuchar las cosas derrumbándose detrás de nosotros, así como nos trae momentos de calma en los momentos donde podemos volar siendo el cuervo, predomina el sonido metálico en la mayoría del juego pero no se escucha igual siempre, no queda nada mas que desear en el apartado de sonido este juego, si se tienen buenos audífonos o un buen sistema de sonido en casa no se puede dejar pasar la oportunidad de utilizarlos.

Un apartado visual muy parecido a lo que podemos ver en otros juegos como Journey o The Last Guardian donde predomina una paleta de colores pastel que parece como si fuera pintado con acuarelas, no mal entiendan, sus gráficos y jugabilidad nos puede hacer pensar que estamos en control de una película en stop motion y si no conocen esta técnica cinematográfica los invito a buscarla en internet, todo el juego junto a sus secuencias nos hace sentir en control de una película, y se disfruta a cada momento, el simple hecho de que no se tenga tanta información o sea totalmente nula esta en pantalla nos da ese sentido de inmersión dentro del mundo del juego.

Vane

En conclusión, Vane es una excelente experiencia audiovisual-jugable, que se disfruta montones, lo ideal sería poder jugarlo en un televisor con buena resolución y un buen sistema de audio para llevar la experiencia al máximo nivel, para pasar un buen rato, relajarse y olvidarse un poco de la rutina. No dudo al decir que Vane es una obra de calidad y bastante recomendable, pero en sí, como juego se queda un poco corto comparado a sus semejantes (los que comentamos al inicio), pero si lo vemos de la perspectiva audiovisual y del sentido de exploración que tiene sin duda no tiene juego para envidiar.

8.5

Calificación

Calificación

Lo bueno
  • Gran inmersión
  • Audio y música envidiables
  • Bonita experiencia de exploración
Lo malo
  • No pasa de ser una gran obra Audiovisual
  • Puede resultar un poco confuso
Sobre el autor

Erick Fallas

Me gustan los videojuegos de todo tipo, me gusta andar en cuadraciclo y uno de mis juegos favoritos es Rainbow Six Siege!