0

En un largo, pero ciertamente monótono viaje nos veremos en Road to Guangdong. Un título independiente de la editora Excalibur Games, muy parecido a Jalopy, donde vamos en un viaje en carretera en automóvil, mientras descubrimos nuevos lugares, conocemos mucha gente, y aprendemos un poquito de cómo funcionan lo autos.

Este viaje nos pone en el rol de Sunny, una muchacha que hereda el restaurante de su padre, quien junto a su tía Guu Ma, debe ir a conseguir nuevas recetas para revivir los viejos tiempos en los que brillaba el restorán de su difunto padre, pero que por cosas de la vida, ya no es el mismo, por lo que ambas se montan en la vieja Sandy, un auto medio descompuesto que sirve de medio de transporte. En este carro nuestras protagonistas se embarcan en una aventura buscando el resurgir de aquello heredado.

Road to Guangdong es un juego repetitivo. Desde que nos montamos al auto en nuestro primer viaje fuera de la ciudad, vemos que los paisajes se repiten una y otra vez (como un juego de carros tipo scrolling), al menos, entre punto y punto todo es igual. Por ejemplo, cuando salimos de casa, y nos dirigimos a la casa de un familiar, podremos hacer un par de paradas en gasolineras, y entre nuestro lugar de salida y la gasolinera, pasaremos entre dos y tres minutos viendo el mismo escenario. Cuando lleguemos a la primer gasolinera, el entorno cambia, y así hasta la siguiente gasolinera, donde el entorno vuelve a cambiar, para cuando finalmente lleguemos al destino final. Esto es repetitivo, e incluso se siente peor cuando las dos gasolineras son idénticas.

Road to Guangdong
Road to Guangdong

Ya en las gasolineras podemos realizas varias actividades, como recoger chatarra para vender, o tener repuestos de emergencia para Sandy (el auto), pero si queremos, podemos comprar refacciones a los talleres o garajes mecánicos. Reparar a Sandy es lo más divertido -por no decir lo único-, porque es como ser un mecánico automotriz pero en niveles sencillos de comprender, podemos cambiar el aceite, remover llantas gastadas, deshacernos de alguna faja estropeada, repostar combustible, o poner un nuevo motor en su totalidad. Todas estas acciones anteriores son bastante fáciles de llevar a cabo, y me gusta mucho jugar a que soy un mecánico cuando toca hacer reparaciones o recambios en el auto, aunque no pasa muy seguido. Lo que sí sucede muy a menudo es agregar gasolina, demasiado seguido.

Una vez llegamos a los destinos, nos topamos con diferentes situaciones. Como en nuestra primera llegada en la que visitamos a un tío maestro de artes marciales, quien la andropausia lo tenía enojado con sus pupilos. Pero gracias a la intervención de Sunny, el problema pudo ser resuelto para bien de todos en el dojo. A raiz de haber sido capaces de solventar el problema, el tío nos dio una nueva receta para agregar al menú del restaurante.

Road to Guangdong
Road to Guangdong

Se supone que los viajes, o el viaje en sí mismo lo hacemos con la enojona de la tía Guu Ma, pero cuando vamos en el auto, nunca la veo, no habla, no pasa nada en el camino. Incluso, es posible voltear un poquitito (lo mínimo) como para ver que ella no va en el auto. Eso no me gusta, pues no creo que sea complicado ponerla ahí; y a la misma vez me hace pensar que Guu Ma es amiga de Gokú, y él le enseñó a hacer la telereansportación, pues al final aparece en el lugar destino.

Si bien entiendo que Road to Guangdong tiene unas visuales minimalistas, mi apreciación es que llegaron al límite de dicha tendencia, y quizá un poco más de detalle le vendría bien. Una banda sonora con más variedad es nencesaria, aunque en realidad, sería mejor jugarlo usando nuestra propia biblioteca de música.

A fin de cuentas, siento que Road to Guangdong necesita trabajo, los viajes largos se vuelven muy aburridos viendo los mismos escenarios pasar una y otra vez. Las escenas con diálogos resultan igualmente de aburrimiento, y para colmo son necesarias para el avance de la historia. Yo me quedo con el aspecto automotriz, me encanta la parte de la mecánica, reparar y esas cosas, pero ya en general, Road to Guangdong me queda debiendo.

About author

Vichilino

Buenas buenas! Jugando desde mediados de los 90', lo mío son los Indies, aunque juego uno que otro AAA. #MasterRace.